lunes, mayo 05, 2008


Déjame estar a oscuras contigo.
No nos veremos, pero sentiremos
nuestros calores, nuestros olores,
tu calor y mi frío.
Siento tu ritmo en mi mano.
Siento tu ritmo en mi interior
que viaja a mi pecho
y se convierte en mi ritmo.
Sentiré tu aliento en mi oído y en mi piel.
Sentirás mi abrazo lleno de una calidez ajena a mi conocimiento.
Dibujaré círculos y curvas con mis brazos,
los verás en el humo y
en la luz tenue e indecisa de la vela.
Los verás en tu mente,
y pronto tu dibujarás curvas en mi cuerpo.

Déjame ser tu instrumento con el que crees formas no vistas jamás.


Quiéreme como nunca lo hiciste con nadie,
déjate llevar y exprésalo. Dímelo. Quiéreme.
Tus ojos lo gritan bajo la luz temblorosa,
tus manos lo dibujan en mi cuerpo.
Tu boca me lo dice sin emitir sonido.
Tu aliento susurra sobre mi piel,
mas mis oídos no reciben sino besos y caricias.

Quítate la mascara de tu voz,
déja salir con palabras lo que tu cuerpo ya está cansado de gritar.
Déjate absorber por la oscuridad,
y dime lo que mis ojos justo ahora no pueden ver.



3 comentarios:

  1. Que honor ser el primer rulo que pasa por aquí ! :-)

    En estas palabras tu aliento se siente, tu boca se siente, tu mirada se siente, tus rulos y tu cuello ... y yo los recuerdo. Tu risa estalla y nos aterriza ...

    Muy hermoso, profundo, sensible, intimista, sensual.
    gracias, sigue escribiendo.
    P

    ResponderEliminar
  2. Estimada Ruth, debo confesar que despertaste en mi muchos deseos y sentimientos, tienes un poder mágico con tus palabras, es maravilloso contar conpersonas tan sublimes y sensibles en el mundo. te felicito, me agrado mucho lo que escribes, continua así. Riceliana.

    ResponderEliminar
  3. exelente lugar el suyo miss.. sonidos familiares que hacen sentir como en casa.. y letras inquietantes que se alojan entre madrugadas.. se me antojara alguna otra vez pasar por estos lares..
    saludos

    ResponderEliminar