viernes, enero 12, 2007

Flashbacks from the past

Ella sabía que su escondite no iba a durar por mucho tiempo, que esa aparente calma de sus enemigos en algún momento iba a romperse, y le iba a dar ese golpe definitivo que la dejaría tendida en el suelo, mirando hacia la nada.
Al empezar la historia, ella era una niña felíz, satisfecha de la vida misma, que le habia dado algunos tragos amargos, pero habia ido aprendiendo de cada uno hasta creerse felíz por el resto de sus días. Verán, esta niña era supremamente hermosa, ella llegó a soñar que era una de esas modelos de las revistas, que en algún momento sería tan famosa por su misma belleza que podría tener su propio caballo para ir al colegio por las mañanas y regalarle uno a su mejor amiga. Pero al pasar de los años, muchos en la ciudad empezaron a notar su belleza. Pero nunca veían que detrás de esos ojos verdes marihuana se hallaba un alma tan pura, tan inocente y tan miedosa; no notaron que ella era inteligente, un poco callada, sí, pero de seguro debe de ser cabeza hueca.

"Nunca hables con extraños" le decía su madre todas las mañanas antes de mandarla al colegio. Pero al pasar de los años, habían ya varios extraños que se le acercaban y le susurraban cosas en el oido, mientras la miraban de arriba a abajo con ojos de lobo hambriento. Poco a poco mamá le decía que eso no estaba bien... Que esos lobos la iban a devorar si no se sabía cuidar. Así que la pequeña niña (ya no tan pequeña), decidió esconderse y disfrazarse.
Ya que en casa no le dejaban salir con ropa grande y rota, como aquella de la película monocromática de Chaplin, decidió que se mantendría de bajo perfil con ropajes oscuros y viejos.
Y sirvió... Ya no se le acercaba tantos lobos hambrientos viejos y gordos a susurrarle nada en el oido. Ahora todos la miraban con miedo, incluso con repulsión. Se había convertido en un cuervo.
Luego de unos años viviendo como un cuervo muy oscuro, a su alma tan inocente y blanca, le empezaron a llegar gotas de tintura negra, mezclada con sangre escarlata del corazón maltratado y ahogado por la tirantéz de su misma sombra aparente. Su alma humana se tornaba de cuervo.

Pero nuestra niña recibió ayuda, y logró salir de su forma de cuervo.. Claro que la transformación le costó muy caro, y todavía carga cicatrices que le hacen pasar un trago amargo sólo por recordar esos viejos tiempos.

Luego de su traumática experiencia como cuervo, la niña no es tan niña, y se fué convirtiendo en una hermosa ave, libre y colorida, independiente, y su plumaje si atrajo a muchos extraños que la ven desde lejos, pero sus ojos... Sus ojos tan adorados anteriormente por el verde marihuana tan inocente, se quedaron grises y oscuros. Podrá ser muy colorido ese pájaro hermoso que vuela libre por encima de la ciudad, pero hay que tener valos para miralo a los ojos, porque te puede acuchillar con ellos en todo tu corazón.

Tal fué todo su progreso, que la muchacha logró olvidar todo lo que había pasado en sus años de niña. Pero un buen día, el hermoso pájaro bajó al parque a buscar ramas para su nido, y cuando estaba ya partiendo, se encontró con un lobo hambriento. Este lobo se acercó tanto con su hocico enormemente abierto, que el pájaro se quedó paralizado del susto. Hasta que en el último momento se dió cuenta que había sido muchas cosas, había pasado por muchas formas a lo largo de sus años, y entonces, sólo entonces, recordó sus días como niña, luego vió que no era ni una niña, ni un cuervo, ni un pájaro, era una mujer hecha y derecha, y esos lobos no la asustarían.
Todo esto fué lo que pensó nuestra protagonista en un solo segundo. Y así el lobo se asustó por sus ojos tan grises y tan oscuros, y se fué con el rabo escondido.

Pero fué esa mujer que recordó todo en un solo segundo, ella que había pasado por todas esas formas en muy poco tiempo, ella la de la mirada de espada. Esta mujer de pronto se dió cuenta que no había forma de librarse de los lobos hambrientos, que no habría escudo ni disfráz ni escondite que funcionara que la lograse mantener alejada de los extraños.

Terminó tendida en el suelo, deseando no haber sido nada de lo que fué, deseando ser sólo un girasol, con la mirada perdida en el firmamento tan oscuro como sus propios ojos.

7 comentarios:

  1. nunca lo sabre11:39 p.m.

    mi usto, quiero leerte, para ver si eres tan volatil como una linea, o tann suave como una consonante sola.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:12 a.m.

    Only the wolf knows the name of he who has never been tamed
    Keeping in his cave, in his ripped from silence cave
    The love; and the fact that this strange human feeling
    Of worship can bring pain, ironic some claim
    I maintain a divine view that few dare to even look

    As a wolf raised I was
    And of my room a cave I brought
    And as my goulfull soul became with each day
    More filled with gore
    I keep in my cave, the name, of he who has never been tamed

    PD. Feast on this.
    1:10am 14.01.07

    Anonymous

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:14 a.m.

    comentario anterior publicado por: Personaje Misterioso

    ResponderEliminar
  4. mmm... bueno...
    esta entrada es particularmente gustosa, tiene un no se qué, que hace que te imagines (como si lo estuvieras viendo) todo lo que narra...no voy a negar que sentí curiosidad o inquietud de saber mas de esta chica, el porq hizo lo que hizo, porq sera que la opinión de su madre se vió reflejada en su decision...(a si como muchas veces te ves influenciado por extraños a ti y a TU vida...por mas que no quieras...) en fin, para no darle mas largas al asunto, me sentí super identificada en la mayoria de las cosas... espero que no pasen por lo mismo jamás...


    me despido... att. yo! (a quien mas esperaban...)

    ResponderEliminar
  5. Girasoles... Todos somos girasoles... Si, de cierta manera. Con la cara hacia el cielo, floreciendo poco a poco. Que lindo pensamiento...
    Me gusto la historia. Metamorfosis por las que todos pasamos...
    Personalmente, yo, intento de que mis ojos no pierdan su brillo. Es dificil, si, de hecho pueden ser opacos la mayoria del tiempo. ¿Que cosas no? Lo que deseamos y lo que podemos hacer por nosotros mismos.
    Bueno, ya estoy divagando. Por aqui pasare mas seguido...

    ResponderEliminar
  6. deseamos siempre lo que fuimos en el momento...

    lo importante es seguir siendo lo que somos, tan simple... pero tan util

    ResponderEliminar
  7. es una historia conocida, tod@s hemos deseado no ser quienes somos... y viceversa... para luego darnos cuenta que todo hubiese sido mas facil si hubiesemos asumido las cosas tal cual como son...

    ResponderEliminar