viernes, mayo 07, 2010

Carta número dos.

Hoy te vi romper en llanto cuando te saludé,
cómo deseo poder borrar el daño que te hice.
Si tuviese el poder de enmendar mis errores... Lo haría.

Préstame tu pincel mágico para dibujarte la sonrisa
y que nunca más se desvanezca.
Así como me la pintabas a mí cada vez que me sentía mal.

Nunca fué mi intención herirte tan profundo,
nunca quise arrancarte lo único que tenías...

Me encantaría poder decirte esto:
Ansío que puedas ver mis fotos una vez más,
sin que el dolor inunde tus ojos.
Lo siento.
Quiero poder abrazarte fuerte,
y sentir lo mismo de antes.

Lo sé, el tiempo pasado ya no vendrá jamás...
Pero no puedo dejar de añorarlo.
Ni lo dejaré de hacer...
Hasta lograr pintarte la sonrisa definitiva.

Quiero oírte reír.
Quiero ver brillar tus ojos.
Quiero verte bailar.
Quiero bailar contigo sin ritmo... A lo loco. Así como antes.

5 comentarios:

  1. triste por el... la vida sigue...

    ResponderEliminar
  2. Trululu1:30 a.m.

    Nice!!!!! Me muero por saber quien es jaja.. gracias por deleitarnos de nuevo con un escrito tuyo. Besossss

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:12 p.m.

    Que lindo que aun sigan leyendo mi blog! =)

    ResponderEliminar
  4. HOLA, BONITA. ESTOY MIRANDO TU BLOG. SE TE INVITA A Q' VISITES "VERSOS NEGROS" CREO Q' VA A SER DE TU AGRADO. SIGO MIRANDO Y TE CUENTO. BESO.

    ResponderEliminar