martes, noviembre 27, 2007

Abrid los ojos

Con las dictaduras sucede lo mismo que los médicos dicen [que pasa] con la tuberculosis:
Al principio el mal es difícil de reconocer y muy fácil de curar, pero con el transcurso del tiempo, al no haber sido atajado ni combatido, el mal se hace cada vez más fácil de reconocer, aunque también se vuelve cada vez más difícil de erradicar.


Nicolás Maquiavelo,
El príncipe, capítulo III



Extraído del libro:
El Candidato.
por Jorge Bucay

5 comentarios:

  1. hi again!


    Saludos sangrientos!!! }=)

    ResponderEliminar
  2. chikita volviste que bien, por aca haces falta, besos

    ResponderEliminar
  3. hola ruth. es bueno leerte. sabes? te vi hace poko. en el marmol de la plaza gastada. con tu cabello corto bohemio fraces. ropa negra y un cigarrillo. has cambiado bastante. no hay rastro de la maraña rubia y churra que observe por primera ves en un aula vacia, hace un par de años mientras intentabamos hacer teatro escolar.
    un poco menos risueña. todo cambia en este mundo no? espero que estes bien. me sentiria orgulloso si me dejaras un comentari en mi blog. eres una persona admirable. espero que le partas el tabique el mundo. que mantegas firme lo que crees, y que aun cuestines todo.
    aun contracorriente. suerte.

    ResponderEliminar